¿Qué es el miedo?

  • El miedo es una emoción desagradable por la percepción de un peligro, real o imaginario, en tiempo pasado, presente o futuro.
  • El miedo real se da cuando existe una amenaza y su dimensión debería ser proporcional al asunto y relajarse cuando éste desaparece.
  • Nos alerta de peligros que puedan provocarnos dolor o daño a nuestra integridad.
  • El conflicto aparece cuando vivimos un ataque a nuestra identidad igual que si fuese un peligro de vida o muerte porque nuestro cuerpo con su bioquímica lo interpretará y responderá de la misma forma.
  • Desde la kinesiología localizamos los momentos de miedo en los que no tuvimos los recursos como para responder y solucionar la situación. Estos momentos de indefensión y miedo actúan como filtro para percibir la realidad de hoy y vivir cualquier situación cotidiana como una amenaza a la que responder desde la huida/lucha/sumisión.
  • Una vez tenemos esos momentos visto con la distancia de la emoción, vamos al cuerpo para liberar las memorias corporales y bloqueos del miedo y empezar a vivir en la protección y seguridad.

¿El miedo es una constante en tu vida? ¿Quieres saber cómo te puedo ayudar?

¿Qué dicen nuestros clientes?

Nuestro pacientes nos dan testimonio de su experiencia con nuestras terapias.
Mi hija de 13 años padecía de problemas de autoestima y seguridad. No podía disfrutar de actividades propias de su edad. Sesión a sesión mi hija a mejorado la confianza en sí misma, ha mejorado en la escuela y ha empezado a relacionarse con otros niños y niñas de su edad.
Madre de L.C.D.
13 años
Me ha ayudado a controlar el impacto del stress en mi día a día. Afirmarme como persona en mis valores, adaptándome ante las situaciones que entran en conflicto, con empatía, pero sin perderme mi identidad. Integrar puntos que han sido bloqueantes en mi vida, con aceptación y comprensión, sin necesidad de tener que volver a ellos o que me impidan continuar. Nuria es una gran profesional, paciente y transmite mucha paz, seguridad y una gran tenacidad para buscar el origen del problema.
E.M.
42 años