¿Qué es la Kinesiología?

La Kinesiología es una terapia holística o natural, esto quiere decir que no utiliza medicamentos de ningún tipo para realizarse. La kinesiología se centra en el “kinesis”, que significa movimiento. La Kinesiología aplica diferentes técnicas para encontrar la causa de tu problema de salud o el factor emocional que tienes bloqueado. El fin de la Kinesiología es encontrar el equilibrio y el bienestar del cuerpo humano a través del estudio de la actividad muscular.

¿Cómo funciona la terapia de Kinesiológica?

A nivel emocional, nuestro cuerpo es simple y pide lo que necesita y le conviene. Nos avisa cuando nos sentimos angustiados, a través de síntomas como presión en el pecho, dolores de cabeza o contracturas musculares. Asimismo, nos avisa cuando nos sentimos plenos, con espacio en nuestro interior, alegres, que pareciera que todas las células estuvieran danzando en nuestro interior. Nuestro cuerpo sabe todas las cosas y situaciones que nos hacen daño a cualquier nivel y también las que nos expanden y enriquecen.

El trabajo de la Kinesiología emocional es localizar, mediante un diálogo directo, aquellos fotogramas, sonidos, olores y sensaciones corporales que nos explican la historia completa y simultánea a la percepción sensorial. A través de esta terapia iremos creando, a través del lenguaje simbólico, que es posible liberarse de creencias y bloqueos que nos retienen de vivir una vida plena.

La Kinesiología se centra en cerrar heridas, trauma, recuperación de enfermedades y mucho más.

Beneficios de la Kinesiología

La Kinesiología se realiza a través de técnicas de evaluación y/o testaje muscular. Con estas técnicas tendremos acceso a los desequilibrios o bloqueos de tu cuerpo y, a partir de esta información, trabajamos para ayudarte a encontrar el balance que tu mente y cuerpo necesitan. A continuación los beneficios que ofrece la terapia Kinesiológica:

  • Mejorar tu ansiedad: Estrés, depresión, fatiga crónica, autoestima, dependencia emocional, autosabotajes, entre otros.
  • Mejora tu crecimiento personal: Relaciones sociales y de pareja.
  • Elimina el insomnio: También los dolores de cabeza, la actividad mental continua, entre otros.
  • Aumenta la concentración: Y ayuda a mejorar el rendimiento cognitivo.
  • Disminuye dolores físicos: Corrige espasmos musculares y tonifica sin manipular el propio músculo.
  • Disminuye los problemas fisiológicos: Mala digestión, hipertensión, cistitis, entre otros.
  • Incrementa tu energía: Aumentar el rendimiento deportivo y activa el flujo de energía-información de tu sistema.
  • Complementa tratamientos médicos: libera el estrés que acompaña a un mal pronóstico a través de la aceptación.
  • Mejoras a nivel Nutricional: identifica sensibilidades, intolerancias y alergias, carencia de nutrientes.

Cualquiera que sea tu patología o malestar, en nuestra consulta combinamos la Kinesiología con la Osteopatía Estructural y, de esta forma tenemos más herramientas para evaluar conseguir los resultados que buscas. Asimismo, de acuerdo a tu estado de salud combinamos otras terapias como reiki, meditación, arquetipos de sanación y reflexología.

¿Qué dicen nuestros clientes?

Nuestro pacientes nos dan testimonio de su experiencia con nuestras terapias.
Mi hija de 13 años padecía de problemas de autoestima y seguridad. No podía disfrutar de actividades propias de su edad. Sesión a sesión mi hija a mejorado la confianza en sí misma, ha mejorado en la escuela y ha empezado a relacionarse con otros niños y niñas de su edad.
Madre de L.C.D.
13 años
Me ha ayudado a controlar el impacto del stress en mi día a día. Afirmarme como persona en mis valores, adaptándome ante las situaciones que entran en conflicto, con empatía, pero sin perderme mi identidad. Integrar puntos que han sido bloqueantes en mi vida, con aceptación y comprensión, sin necesidad de tener que volver a ellos o que me impidan continuar. Nuria es una gran profesional, paciente y transmite mucha paz, seguridad y una gran tenacidad para buscar el origen del problema.
E.M.
42 años